Cubot Max: Análisis y experiencia de uso

0
546

cropped-t4r_colorshort.pngMuy buenas a todos! El incremento en el tamaño de los móviles parece no tener techo y hoy os traemos a Time4Review el análisis de uno de esos casos: Es el Cubot Max, un smartphone de 6 pulgadas y un precio muy ajustado para el hardware que monta.cubot_max_12

Soy una de esas personas que cuando vio el primer Samsung Galaxy Note de 5,3 pulgadas pensó “quién querría llevar semejante monstruo encima”. Hoy en día, las 5,5″ son el tamaño ideal para mi, un tamaño aún mayor del que por entonces me parecía algo exagerado.

He de reconocer que el tamaño de este Cubot Max es demasiado para mi. Pero también entiendo que hay gustos para todos. Hay personas que al verlo me han dicho que eso era demasiado y otras que les encantaba el tamaño. Tiene sus ventajas e inconvenientes, como todo. En este análisis podréis saber cuales son exactamente.

Queremos además agradecer la cesión del terminal a la tienda Tinydeal, de la cual dejamos un enlace de compra (~120€) para los interesados:

Enlace de compra

Tinydeal: http://bit.ly/2d6AKHV

Unboxing

Los pequeños detalles suelen ser poco habituales en dispositivos de esta gama. El precio siempre va muy ajustado y apenas tienen margen de diferenciación. Es por eso que se agradece mucho que en el caso de este Cubot Max se incluya una funda protectora del terminal de serie.

cubot_max_9

Además, la funda es “ruggerizada” y especialmente gruesa en las esquinas, proporcionando una protección notable frente a golpes. Además de eso, se incluye un cargador de pared con conector europeo (sin necesidad de adaptador chino) y el cable USB.

El cargador es de tan sólo 1A de carga. Con la enorme batería de este terminal se hubiera agradecido uno de 1,5-2A de salida.

Diseño

Como ya hemos mencionado de forma recurrente, estamos ante un terminal de grandes dimensiones, un phablet en toda regla. Esto se hace evidente a primera vista y cuando lo sostenemos en nuestras manos, con unas dimensiones de 164.5 x 83.5 x 8.95 y un peso de unos 200 gramos.

cubot_max_11

Llama la atención el tacto y patrón que han incluido en la tapa trasera. Por un lado mejora el agarre ligeramente y también le da un toque diferente con respecto a otros terminales similares. Por supuesto, no es más que algo estético.

cubot_max_19

La tapa trasera se puede retirar, dejando a la vista su enorme batería de 4.100mAh (de la que hablaremos más tarde) así como el doble slot microSIM y el de la tarjeta microSD (durante la semana de prueba he utilizado una de 64GB).

Ojo cuando uséis la funda que incluye e intentéis retirarla.  Se ajusta tan bien que es muy posible que se os retire también la tapa trasera. Es cuestión de retirarla con cuidado o volver a ponerle la tapa después.

El terminal cuenta con los botones de volumen y power en el lateral derecho, puerto microUSB (no USB tipo C) y Jack de 3.5mm en la parte superior y altavoz en el marco inferior. Una configuración más o menos habitual salvo por el conector USB que suele estar en la parte inferior.

cubot_max_23

La parte frontal cuenta con botones capacitivos en la parte inferior (lo que permite aprovechar su pantalla al 100%) y la cámara secundaria, LED de notificaciones y altavoz de llamadas en la parte superior.

cubot_max_24

El cristal de la pantalla es 2.5D, que para los que no sepáis, quiere decir que está curvado en las terminaciones (bordes) dando un aspecto más premium y sobre todo una mejor sensación al tocarlo.

Especificaciones

En este apartado es donde el Cubot Max puede sacar “pecho” con mayor razón. Esto es lo que incluye por 120€

  • Pantalla de 6″ de resolución 720p
  • Procesador Mediatek 6735A octa-core @ 1.3GHz
  • GPU Mali-T720
  • 3GB RAM
  • 32GB Almacenamiento ampliable por microSD (128GB)
  • Soporte 3G (Incluyendo bandas 900 y 2100MHz) y 4G, incluyendo la banda de 800MHz.
  • Batería de 4100mAh
  • Cámara principal de 13Mpx, secundaria de 5Mpx.
  • GPS, Bluetooth 4.0, WiFi b/g/n, Dual SIM
  • Android Marsmallow 6.0 (stock)

Como podéis ver, para el precio que tiene el terminal cuenta con unas especificaciones bastante buenas. A destacar sus 3GB de RAM y sus 32GB de almacenamiento, cifras muy buenas a las que hay que sumar que corre sobre Android 6.0 casi stock.

La resolución de pantalla se queda algo por debajo de lo ideal (que sería 1080p) pero por algún lado tenían que recortar (lo cual prefiero antes que bajar a 2GB de RAM o 16GB de almacenamiento). Por otra parte, esto deriva en una mejor duración de batería.

Cámara

El apartado fotográfico es sin ninguna duda el apartado más “damnificado” de este Cubot Max. El que peor puntua de todos. La cámaras de este smartphone son de gama baja, a diferencia del resto de apartados del dispositivo donde podríamos catalogarlo como “rendimiento de gama media”.

Como podréis ver en las capturas de ejemplo, las fotos salen con bastante ruido y definición escasa incluso en condiciones de buena luminosidad. El que se compre este terminal deberá saber que se compra un estupendo teléfono en términos de fluidez pero las fotos serán de calidad justa.

cubot_max_21

A continuación tenéis una lista de ejemplos (la calidad ha sido reducida para alojarlos en la web):

Y aquí una con la cámara delantera:

cubot_max_fotos_19

Al respecto de la grabación de vídeo, las conclusiones son similares: Vídeos de calidad justa, más propia de teléfonos de 80€ que de los que se mueven en su rango de precios. Aún así, llega a grabar hasta 1080p. A continuación os dejo un ejemplo:

Software

En este apartado me toca hablar de manera muy positiva de este terminal. Y es que para empezar cuenta con Android Marsmallow (6.0) en sus entrañas. Es cierto que la mayoría de teléfonos chinos vienen ya con esta versión, pero no deja de ser positivo saber que cuentan con la penúltima versión del SO.

Además, Marsmallow es una versión muy bien optimizada, a diferencia de Lollipop (5.X) que llegó con Material Design de la mano pero con una reducción de rendimiento comparado con la anterior versión de Android, KitKat (4.4.X).

cubot_max_17

Añadiendo a la ecuación una ROM prácticamente “stock” de Android, nos encontramos con un software familiar para todos aquellos que estamos acostumbrados a las ROM’s limpias de Android y nos proporciona además una fluidez que sorprende para terminales de este precio.

Todas las animaciones y tiempos de carga en este dispositivo no saben lo que es el “lag”. Realmente es una experiencia muy satisfactoria manejar este smartphone en el día a día en este sentido.

En el interfaz podremos apreciar algunos “retoques” que se salen del Android puro (para mi el peor es la barra de búsqueda que viene en el launcher por defecto aunque basta con cambiar de launcher) pero son pequeños detalles que no afectan a la usabilidad.

Experiencia de uso

Y llegamos al apartado más importante del análisis de este Cubot Max, aunque algunas de las cosas más importantes ya las hemos mencionado.

La primera a la que querría volver a referenciar es el tamaño. Un dispositivo de 6 pulgadas no es para cualquier usuario. Muchos se encontrarán con que es un terminal “enorme” y que no les sentará cómodo en sus bolsillos.

En mi caso he de decir que más allá de las 5,5″ de pantalla siento que es demasiado grande. Como se puede apreciar en la siguiente imagen, es el primer terminal que utilizo que no soy capaz de agarrar completamente con la mano y eso me genera cierta inseguridad (como si se me pudiera caer fácilmente). En ningún momento se me cayó, pero la sensación estaba ahí.

cubot_max_26

Por otra parte, entraba en todos los bolsillos de mis pantalones, aunque en algunos que eran “slim” o ajustados, sobresalía un poco de móvil del bolsillo.

Por otra parte, una vez “aceptas” su tamaño como es mi caso o si es buscado como podría ser el tuyo, pasas a disfrutar de tener una pantalla de este tamaño al alcance de la mano.

cubot_max_25

Ver vídeos, redes sociales, Youtube & Netflix, son una gozada en este terminal. A pesar de que no soy muy “gamer” (sobre todo por tiempo) estoy algo enganchado al juego de Micromachines y le he dado bastante caña en este terminal. Jugar en él da gusto, la verdad.

cubot_max_22

Al respecto de la pantalla quería indicar que los niveles de brillo y calidad de la misma (colores, ángulos de visión) son buenos dentro de lo que es la media de terminales de esta gama. No así su resolución de 720p, que en este tamaño de pantalla si llegan a notarse los píxeles. FullHD hubiera sido la resolución perfecta, aunque reconozco que esto lo digo porque hoy en día nos hemos vuelto muy sibaritas con esto de la resolución y no aceptamos distinguir los píxeles en pantalla cuando en el ordenador esto es habitual 😉

El Cubot Max es un dispositivo ciertamente pesado, y uno de los motivos es su enorme batería de 4100mAh. En mi experiencia de uso, la batería me ha durado en torno a las 4-5 horas de pantalla dentro de jornadas de uso relativamente largas (de 7:00AM a 12:00AM) en las que siempre he llegado con un % de batería de un 20-25%.

cubot_max_captura_3

Aquí siempre depende del uso de cada uno, pero creo que lo normal sería 1 día de batería holgado e incluso según el usuario 2 días de uso moderado.

Conclusiones

El factor diferencial de este Cubot Max es principalmente su tamaño. Para todos aquellos que sí quieran un dispositivo tan grande, verán en este Cubot Max una opción interesante si tu presupuesto es ajustado.

cubot_max_18

Destacamos sobre todo su rendimiento, muy notable dada la dupla de un hardware solvente con una versión de Android actualizada y “pura”.

Por otra parte, los sacrificios a realizar vienen del lado de la cámara y de la portabilidad, ya que es un terminal grande, algo pesado y con una cámara flojita.

Enlace de compra

Tinydeal: http://bit.ly/2d6AKHV

Videoreview

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here