Entender una review – ¿Qué significan todos esos términos raros? (III)

0
83

cropped-t4r_colorshort-1.pngA veces puede costar entender de qué se está hablando cuando vemos la review de un móvil. El sector de la telefonía móvil, y por extensión de los denominados gadgets tecnológicos está muy influenciado por el marketing, lo que lleva a que se utilicen una gran cantidad de siglas y nombres más o menos llamativos que cambian continuamente y que hacen imposible saber a priori si un procesador Snapdragon es mejor que un Exynos, o si una batería de 3.000 mAh es lo que se espera en un móvil de 400 €.

En esta guía voy a hacer un recorrido por las características principales a las que se suele hacer referencia cuando se habla de un móvil, y para cada una de ellas haré una breve descripción de qué es, cómo afecta al usuario, y daré algunos datos útiles que permitan hacer comparaciones y tener criterio a la hora de ver una review.

Parte I

Entender una review – ¿Qué significan todos esos términos raros? (I)

Parte II

Entender una review – ¿Qué significan todos esos términos raros? (II)

Comunicaciones

La cantidad de modos de comunicación que puede manejar un móvil actualmente es realmente sorprendente desde un punto de vista técnico. Veamos algunos de ellas:

GSM / 3G / 4G: Los teléfonos móviles nacieron como teléfonos, aunque ahora sean verdaderos ordenadores de bolsillo, y como tales se conectaban a una red de radiocomunicaciones que se diseño para soportar en primara instancia llamadas de voz y secundariamente transferencias de datos (GSM). Con el tiempo la red móvil ha ido evolucionando para soportar transferencias de datos a velocidades mayores (2G, 3G). Lo que se busca principalmente es poder proporcionar nuevos servicios como el streaming de música o vídeo por el que las operadoras y productoras de contenidos pueden cobrar mensualmente.

Protocolo Identificador Velocidad de Descarga
GPRS G 56~114kbps
EGPRS o EDGE E 384kbps
3G o UMTS 3G 2Mbps
HSDPA H 14.4Mbps
HSUPA H+ 84Mbps
4G o LTE 4G 100Mbps

La red de telefonía móvil se basa en el concepto de celdas, zonas circulares dentro de las cuales un terminal móvil puede establecer comunicación con una estación base situada en el centro de la celda. Mediante la superposición de celdas contiguas se puede dar cobertura a una zona de terreno amplia. La comunicación entre los terminales y las estaciones base se produce en determinadas bandas de frecuencia que pueden cambiar de un país a otro. Algunos teléfonos están preparados para funcionar sin problemas en muchos países, y son capaces de comunicarse usando un número mayor de bandas de frecuencia que otros. De ahí que se hable de móviles tribanda, cuatribanda, etc.

Dentro de la red de telefonía móvil, cada terminal queda unívocamente identificado por un número de 15 dígitos denominado IMEI (International Mobile Station Equipment Identity), y cada usuario, o más concretamente cada contrato de provisión de servicios acordado con un operador, queda identificado mediante un número denominado IMSI (International Mobile Subscriber Identity) que está grabado en la SIM que se introduce en el teléfono.

WiFi: Más allá de los detalles técnicos, la tecnología WiFi nos va a permitir conectarnos a una red de área local (LAN) a través de un punto de acceso inalámbrico. El caso de uso más común es aquel en el que nos conectamos a un router WiFi que nos da salida hacia internet. Es prácticamente igual que conectar un ordenador de sobremesa a un router usando cable de red, pero cambiando el medio físico. Cuando accedemos a internet a través de un router WiFi los datos enviados / recibidos no se descuentan de aquellos que tengamos contratados mensualmente con nuestra operadora de telefonía móvil, ya que en realidad no estamos haciendo uso de las infraestructuras de la red GSM.

Otra de las posibilidades que nos ofrece el módulo WiFi integrado en nuestros teléfonos es convertir el mismo en un punto de acceso WiFi para otros dispositivos. Es un uso menos común pero que puede resultar muy interesante para algunas personas. Podríamos decir que es el caso inverso al anterior. El teléfono hace de router, conectándose por un lado a internet a través de la red GSM, y por otro permitiendo que otros dispositivos, como puede ser un ordenador portátil, se conecten al teléfono mediante WiFi.

Existen diferentes variantes del estándar WiFi que difieren en la distancia de cobertura y la velocidad de transferencia de datos, por lo que resulta interesante saber cuales de dichas variantes es capaz de soportar nuestro móvil.

Protocolo Frecuencia Velocidad máxima de datos
Legacy 802.11 2,4 GHz 2 Mbps
802. 11a 5 GHz 54 Mbps
802. 11b 2,4 GHz 11 Mbps
802.11g 2,4 GHz 54 Mbps
802. 11n 2.4 o 5 GHz 600 Mbps (teóricos)
802. 11ac 5 GHz 1.3 Gbps

Bluetooth: Este sistema de comunicaciones fue creado teniendo como objetivo el permitir que distintos periféricos se conectasen a un ordenador, o en este caso a nuestro móvil, sin necesidad de usar cables. En principio está pensando para que los  periféricos se encuentren a una distancia no muy grande del teléfono (máximo 5-10 metros). Hay una gran cantidad de dispositivos bluetooth en el mercado incluyendo mandos de juego (gamepads), teclados, botones disparadores de la cámara fotográfica, etc. Cuando queremos comunicarnos por primera vez con un dispositivo bluetooth debemos acceder a la sección bluetooth de los ajustes de Android y el teléfono buscará dispositivos compatibles que se encuentren a su alrededor. Entonces escogemos el dispositivo de la lista y lo “emparejamos” con el teléfono, lo que viene a indicar que permitimos la comunicación entre ambos. A partir de ese momento el teléfono puede comunicarse con el periférico siempre que ambos se encuentren próximos y activos.

Otro de los usos principales del protocolo bluetooth es permitir el intercambio de datos (fotos, vídeos, música…) entre dos teléfonos próximos, o entre un teléfono y un ordenador que tenga bluetooth. De hecho en muchas aplicaciones Android encontramos la opción de “compartir” ficheros mediante bluetooth.

GPS: El GPS (Global Positioning System) es un sistema de posicionamiento global, basado en la recepción de señales desde diferentes satélites que orbitan alrededor de la tierra, y que permiten al teléfono conocer su localización geográfica con una precisión de 2-3 m. Aunque a menudo no seamos conscientes de ello, el móvil aprovecha ese conocimiento de su situación geográfica en aplicaciones muy diversas. Veamos algunos casos de uso:

  • El primero y más evidente es usar el móvil para calcular y seguir rutas entre un origen y un destino, bien sea en un vehículo o a pie. La aplicación Google maps que suele venir instalada de serie en todos los terminales puede usarse para este fin, pero hay muchas otras opciones de calidad como Sygic.
  • Los widgets de información meteorológica utilizan el GPS para proporcionarnos en todo momento la previsión meteorológica correspondiente al sitio en el que estemos.
  • Los buscadores, como Google, y muchas aplicaciones de noticias personalizan los resultados de búsqueda teniendo en cuenta nuestra situación geográfica.
  • Los asistentes personales van más allá y utilizan el historial de datos del GPS para estimar cosas como cuál es el lugar donde vivimos (normalmente el sitio donde pasamos la noche) o la hora a la que salimos hacia el trabajo. En base a eso nos pueden aconsejar si deberíamos coger un paraguas en caso de que llueva, o si hay tráfico por la carretera que solemos usar para ir al trabajo. También nos proporcionarán noticias locales que puedan ser de nuestro interés o nos sugerirán espectáculos en sitios cercanos a donde estemos.

NFC: El NFC (Near-Field Communication) es un sistema de comunicaciones similar al uso de tags RFID, en el que para que se produzca la comunicación los elementos que intervienen en la misma tienen que estar muy próximos. En concreto a menos de 4 cm. Cada vez más terminales incluyen este modo de comunicación, principalmente porque se espera que con el tiempo pueda ser usado de forma masiva en sistemas de pago sin contacto similares a los que utilizan tarjetas de crédito o tickets electrónicos. De hecho, desde la versión 4.4, Android incluye soporte para transacciones de pago seguras basadas en NFC.

Aparte del interés evidente que pueden tener estos sistemas de pago basados en el móvil, la tecnología NFC se puede usar en otros tipos de aplicaciones, como puede ser en control de accesos, compartición de contactos o ficheros, e incluso en videojuegos (ej: figuras Skylanders y  Amiibo).

USB: Antes de que los smartphones se popularizasen a nivel global, muchos fabricantes usaban conectores propietarios para cargar las baterías y comunicar el teléfono con un ordenador directamente por cable. Con el tiempo todos han ido convergiendo en el uso del sistema USB (Universal Serial Bus). Tal vez la excepción más importante a esta regla sea Apple, que usa interfaces propietarias en todos sus dispositivos incluyendo el iPhone. El estándar USB define varios pines dedicados exclusivamente a alimentación eléctrica. Cuando “pinchamos” un pendrive USB en un ordenador, la electrónica del pendrive toma la alimentación desde el ordenador. En el caso de los teléfonos móviles lo que se hace es aprovechar esas entradas de alimentación para cargar la batería. El cargador de móvil por tanto no es más que un circuito que convierte la tensión alterna de la red eléctrica (que puede ser diferente dependiendo del país) en una tensión continua de 5 voltios (valor definido en el estándar USB), y conecta esa tensión continua a los pines adecuados del conector USB. La principal diferencia entre un cargador y otro es la corriente eléctrica que es capaz de proporcionar. Valor que se mide en amperios y que aparece especificado en el propio cargador. De ahí que a veces notemos diferencias importantes en el tiempo que necesitamos para cargar un móvil en función de que usemos un cargador u otro.

El resto de pines del conector USB permiten una comunicación serie entre un ordenador y el teléfono cuando se conectan mediante cable. A través de ese canal de comunicaciones, y usando el protocolo MTP (Media Transfer Protocol), el usuario puede sacar del teléfono las fotos que haya hecho, meterle música en forma de archivos MP3, o en general intercambiar cualquier tipo de ficheros. Los desarrolladores de aplicaciones además, pueden usar este sistema para hacer debug de sus apps mientras se están ejecutando en el teléfono.

Dentro del estándar USB se definen distintos tipos de conectores. La mayoría de los móviles existentes ahora mismo en el mercado vienen equipados con un conector USB de tipo micro-B. Pero debemos tener en cuenta que con los años han ido surgiendo diferentes versiones del estándar USB (USB 2.0, USB 3.0…), y también nuevos tipos de conectores. En la actualidad cada vez está ganando mayor popularidad el conector tipo-C.

Versión Velocidad
USB 1.0 190 KB/s
USB 1.1 1.5 MB/s
USB 2.0 60 MB/s
USB 3.0 600 MB/s
USB 3.1 1.2 GB/s

Batería

Tener una buena batería es fundamental para una experiencia de uso satisfactoria. Seguro que todos hemos experimentado cuánto fastidia que el móvil se quede sin batería justo cuando más lo necesitas. La capacidad de las baterías se mide en miliamperios – hora (mAh). Cuando se dice que una batería es de 3.000 mAh, lo que realmente estamos diciendo es que si la corriente eléctrica que consumiese el teléfono de manera continuada fuese de 3.000 mA, descargaríamos la batería en una hora, si el teléfono consumiese de media 1.000 mA tardaríamos 3 horas, y así sucesivamente.

Vemos entonces que la duración real de la batería depende de su capacidad y de lo que consuma el teléfono. Por eso al hablar de baterías se suele dar, además del valor de miliamperios – hora sacado de las especificaciones, el número de horas que podemos estar haciendo un uso normal del teléfono hasta descargar la batería. La cuestión aquí es lo que cada uno considera un uso normal del teléfono. La electrónica no consume lo mismo si usamos el teléfono solo para recibir llamadas y leer algunos mensajes que si estamos habitualmente viendo vídeos de youtube a través del Wifi.

Dentro de los ajustes de Android existe una sección dedica exclusivamente al uso de la batería. El teléfono registra periódicamente datos leídos desde el circuito que controla la carga y descarga de la batería, y a partir de ellos es capaz de estimar el tiempo que queda hasta agotarla, y el porcentaje de batería que ha gastado cada una de las aplicaciones que se ejecutan en el teléfono. Este dato hay que tomarlo con cuidado ya que es solo una estimación en base a datos previos. En un momento dado el teléfono puede decir que nos quedan 8 horas de uso, pero si empezamos en ese momento a jugar a un juego que haga un uso intensivo del procesador y la GPU, al de poco tiempo el teléfono puede decirnos que solo nos queda una hora de uso. Por otro lado, hay multitud de apps creadas con el fin de proporcionar información detallada del uso de la batería y facilitar el ahorro de consumo por medio de configuraciones de bajo nivel en el sistema. Ejemplos de este tipo de aplicaciones son: GO Battery Saver y Battery Doctor.

Posiblemente los dos elementos que más influyen en el consumo de un móvil sean la pantalla y la frecuencia del procesador. Podemos concluir que al comparar teléfonos con pantallas que tengan un tamaño similar y modelos de procesador parecidos, el valor de capacidad de la batería en miliamperios – hora es un buen indicador de en cuál de ellos nos durará más la batería. La siguiente tabla recoge la capacidad de las baterías de varios modelos de teléfonos móviles actuales.

Otro punto a tener en cuenta relacionado con las baterías es que la duración de las mismas va disminuyendo a medida que pasa el tiempo, por lo que con el paso de los años notaremos que cada vez tenemos que cargar más a menudo el móvil. De hecho, todas las baterías tienen una vida útil definida. Los ciclos de carga y descarga que soportan son limitados. Esto tiene una especial relevancia en los terminales de tipo unibody en los que el usuario no puede quitar la batería cuando quiera y que por tanto se convierten automáticamente en productos con fecha de caducidad a menos que estemos dispuestos a mandar el terminal al fabricante para que nos sustituya la batería.

Cámara

La cámara es uno de los elementos de los teléfonos móviles que ha ido cogiendo cada vez más relevancia. Empezó permitiendo a cualquier persona hacer fotos o tomar vídeos, en cualquier momento, y con una calidad antes solo reservada a los profesionales. Pero a medida que van surgiendo nuevas aplicaciones sus formas de uso van mucho más allá. Podemos sacarle una foto a un texto y tenerlo digitalizado en PDF con solo un par de clicks (camscanner), hacer un boceto de una idea en cualquier papel sacarle una foto y guardarlo como una nota accesible desde cualquier sitio (evernote), y por supuesto tener acceso al mundo de la realidad aumentada, un campo que está todavía por explotar a fondo.

El valor que suelen indicar los fabricantes en relación a la calidad de las cámaras es el número de megapixeles (Mpx), que hace referencia a la cantidad de millones de puntos de imagen que es capaz de detectar el sensor de la cámara. Si imprimimos en papel fotográfico del mismo tamaño dos fotos tomadas con distintas cámaras, cuantos más puntos formen la imagen mejor se verá, ya que se notará menos que la imagen está formada por puntos (efecto denominado pixelado). Sin embargo, si las fotos únicamente las vemos en la pantalla del ordenador, de un tablet o de un televisor la cosa empieza a cambiar. Supongamos que visualizamos las imágenes a pantalla completa. Por muchos puntos que formen la imagen original nunca vamos a ver más puntos de los que es capaz de mostrar la pantalla (que como sabemos están definidos por su resolución). Lo que sí nos va a permitir el tener una imagen con una cantidad alta de megapixeles es hacer ampliaciones o recortar la foto sin tener perdidas de calidad notables. Por otro lado hemos de tener en cuenta que hay una relación directa entre el número de megapixeles de la cámara y el tamaño que ocupan las fotos en memoria. Cuanto mayor sea la calidad más ocupan las fotos, por lo que debemos recordar mover las fotos al ordenador o a la nube periódicamente para evitar los mensajes típicos de que no hay memoria suficiente en el teléfono para actualizar las aplicaciones.

El número de megapixeles, por si solo, únicamente nos da una idea de lo buena o mala que puede ser una cámara. Esta claro que una cámara de 13 Mpx normalmente va a producir mejores imágenes que una de 5 Mpx. Pero cuando comparamos cámaras de 13 Mpx o 15 Mpx hay otros factores que realmente son los que determinan que las fotos se vean mejor o peor. Por ejemplo, la calidad de las lentes usadas en la cámara. A este respecto hay dos fabricantes de óptica que son claros ejemplos de calidad: Leica y Carl Zeiss. Sony también es una de las compañías fabricantes de móviles con fama de hacer buenas lentes. En general podemos considerar que un móvil con una óptica de marca obtendrá fotos de muy buena calidad.

Module-Nokia-SOtros muchos factores influyen en la calidad final de las fotos, entre los que podemos destacar:

  • El estabilizador óptico permite compensar el temblor de la mano al hacer la foto y ayuda a evitar fotografías movidas o borrosas.
  • El tipo de flash influye en la capacidad de ofrecer tonalidades de iluminación más realistas. La mayoría de móviles incluyen un flash LED simple, pero cada vez más modelos de gama media-alta cuentan con flash dual LED y otros con flash Xenon.
  • La precisión para reproducir los colores de forma fiel a la realidad es imprescindible (muchos móviles tienen problemas en este aspecto).
  • La app fotográfica incluída (software usado para el control de la cámara y el post-procesado de las fotos), determina la facilidad de uso de la cámara, el tiempo en tomar la fotografía desde el momento en que se activa el disparador, la posibilidad de controlar manualmente la apertura, velocidad de obturación, ISO, etc.

En realidad, la mejor forma de saber lo bien que quedan las fotos echas con un modelo concreto de móvil es poder probarlo antes, o ver reviews de gente que haya tenido la oportunidad de hacerlo. De ahí la importancia de páginas como Time4Review 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here